Se desclasifican los documentos de la investigación sobre el 11-S por orden Biden

Ataque a las Torres Gemelas de New York el 11 de septiembre de 2001. (Foto: Wikimedia)
Ataque a las Torres Gemelas de New York el 11 de septiembre de 2001. (Foto: Wikimedia)
Apenas una semana antes de la conmemoración de los 20 años de los atentados terroristas del 11-S, en los EE. UU., el presidente Joe Biden ordena la desclasificación de los documentos de las investigaciones de este atentado terrorista.

El 11 de septiembre de 2001, en horas de la mañana, toda la nación estadounidense se estremeció ante una acción terrorista masiva que provocó la muerte a 2996 personas y heridas graves a más de 25 mil.

Más allá de la destrucción del complejo World Trade Center, con sus dos icónicas torres gemelas, y los daños parciales en el ala oeste del Pentágono, las consecuencias de estos atentados fueron y son de orden mundial.

La primera consecuencia fue la invasión de Afganistán, ejecutada por el presidente estadounidense George W. Bush, el 7 de octubre del mismo año.

Sin embargo, la “guerra contra el terrorismo”, iniciada por el gobierno de George W. Bush, tuvo y tiene un alcance mundial.

Preguntas sin respuestas, luz ante la desclasificación de documentos secretos

Para la opinión pública estadounidense y especialmente las organizaciones sociales que agrupan a los familiares de las víctimas del 11-S, todavía hay muchas preguntas sin respuestas con relación a todo lo acontecido ese día.

Toda la documentación elaborada con las investigaciones del FBI y la CIA son confidenciales y no son del dominio público, aún habiendo transcurrido casi veinte años.

Los familiares de las víctimas del 11-S han cursado múltiples demandas judiciales en los EE. UU., pero muchas de ellas no han progresado, porque la información o las pruebas son secretos de estado.

Una de tales demandas judiciales es contra el gobierno de Arabia Saudí, por haber colaborado supuestamente con los terroristas.

Con estos antecedentes, Joe Biden había prometido, desde su campaña presidencial, desclasificar los documentos de las investigaciones del 11-S.

Este viernes, 3 de septiembre, Biden finalmente cumple su promesa y firma el decreto que ordena, al Departamento de Justicia de los EE. UU., la desclasificación de dichos documentos.

Lo hace justo una semana antes de cumplirse los veinte años de los atentados terroristas.

Pero también, lo hace justo en medio de una grave crisis política y militar, originada por una desastrosa retirada de Afganistán, luego de una guerra de casi veinte años.

En lo que respecta al decreto, no se conoce todavía el alcance que habrá de tener, ya que deja claro que se van a analizar cuáles documentos pueden ser públicos y cuáles no.

En este sentido, el decreto también dice que la seguridad de estado seguirá siendo una prioridad a la hora de desclasificar algún documento.

De todas formas, lo más probable es que pase algún tiempo para que podamos tener acceso a algunos documentos poco sensibles, los cuales no terminen de llenar las expectativas de la opinión pública estadounidense ni la de los familiares de las víctimas del 11-S.

Sin embargo, las presiones políticas de los últimos acontecimientos, con relación a la retirada de Afganistán, pueden hacer posible cualquier cosa con relación a estos documentos.

No podemos perder de vista que la invasión de Afganistán se ejecutó en una administración republicana, mientras que la retirada se hace en un gobierno demócrata.

La pugna política e ideológica en los EE. UU. es intensa y seguramente impulsa la decisión del decreto en cuestión.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS