REMONTADA HISTÓRICA

Ecuador da la victoria a Guillermo Lasso frente a Arauz y Correa

Guillermo Lasso gana en Ecuador frente al correísta Andrés Arauz. (Foto: @LassoGuillermo)
Guillermo Lasso gana en Ecuador frente al correísta Andrés Arauz. (Foto: @LassoGuillermo)
Contra todo pronóstico. La victoria de Lasso sobre Arauz provoca un frenazo de la izquierda en América Latina y supone el fin del correísmo en Ecuador.
Nadie lo esperaba. Guillermo Lasso acabó con todas las previsiones de las encuentas en Ecuador que daban una victoria a Andrés Arauz. El líder conservador ganó la segunda vuelta electoral por cinco puntos de diferencia. Con el escrutinio del 98,4%, Lasso sacó el 52,5% de los votos frente al 47,5% de Arauz, el hombre destinado a ser el sucesor de Rafael Correa.
 
La victoria de Lasso supone un duro varapalo para Correa, quien siguió muy de cerca la campaña desde Bélgica, país donde está con su esposa residiendo de forma permanente tras ser condenado por cohecho.
 
El expresidente deseó suerte a Lasso reconociendo la derrota de su heredero político. "Sinceramente creíamos que ganábamos, pero nuestras proyecciones eran erradas. Suerte a Guillermo Lasso, su éxito será el de Ecuador. Solo pido que cese el lawfare, que destruye vidas y familias", comentó.
 
“El 24 de mayo próximo asumiremos con responsabilidad el desafío de cambiar a Ecuador”, comentó Lasso, cuando la diferencia que llevaba sobre Arauz era más que evidente. El nuevo presidente de Ecuador elaboró un discurso plagado de connotaciones religiosas y con una clara apuesta por la reconciliación.

“Agradezco a Dios todas las bendiciones que me ha otorgado durante mi vida”; “Pido a Dios que nos de paciencia y certeza para lograr la felicidad de los ecuatorianos”; “Que Dios bendiga a Ecuador”, fueron algunas de sus frases.
 
También dejó claro que no se baraja ninguna posibilidad de aborto en Ecuador. “Le hablo a las jóvenes mujeres embarazadas. Con mi esposa las protegeremos, para que sigan en sus colegios, para que puedan seguir en la universidad”, subrayó. Por último, animó a los ecuatorianos a no tener miedo a “disentir con el presidente”. “Que expresen sus opiniones con libertad. No ingresé en la política ni para enriquecerme ni para perseguir a nadie”, dijo.
 
El candidato correísta Arauz reconoció su derrota, prometió llamar por teléfono a su rival Lasso para felicitarlo, pero aclaró en un discurso ante sus seguidores que la suya "de ninguna manera es una derrota política y moral" porque su "proyecto es un proyecto de vida para construir un futuro más justo y solidario".

Comparte esta noticia

COMENTARIOS