NEGATIVA EN ROTUNDO

El follón de Trump y su permisividad con los asaltantes al Capitolio

Trump se negaba a desacreditar a los asaltantes del Capitolio un día después. (Foto: BBC)
Trump se negaba a desacreditar a los asaltantes del Capitolio un día después. (Foto: BBC)
El borrador del discurso preparado para ese 7 de enero incluía un mensaje directo para quienes habían penetrado en el Capitolio.
El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, se negó a desacreditar a los asaltantes del Capitolio cuando se dirigió a la nación el 7 de enero de 2021, un día después de que tuviera lugar ese ataque.

La congresista demócrata Elaine Luria, integrante de esa comisión, señaló en Twitter que el antiguo mandatario republicano no se había mostrado reticente solo a decirle a la gente que se fuera a casa el 6 de enero, tal y como ya se sabía, sino también a solicitar al Departamento de Justicia que los persiguiera.

 

El borrador del discurso preparado para ese 7 de enero incluía un mensaje directo para quienes habían penetrado en el Capitolio mientras se estaba certificando formalmente la victoria del demócrata Joe Biden en las presidenciales de noviembre de 2020.

"Quiero ser muy claro: no me representáis. No representáis a nuestro movimiento", indica el documento facilitado por Luria, con tachones en los que la hija mayor del expresidente, Ivanka Trump, identificó la escritura de su padre.

"Estoy ordenando al Departamento de Justicia que se asegure de que todos los infractores sean procesados con todo el rigor de la ley. Debemos enviar un mensaje claro, no con misericordia, sino con JUSTICIA. Las consecuencias legales deben ser rápidas y firmes", se decía en otro párrafo tachado.

El comité que investiga el asalto del 6 de enero de 2021 finalizó la semana pasada la primera ronda de interrogatorios públicos, iniciada hace un mes y que continuará en septiembre.

Hace unas semanas, también se probó que Trump decidió no frenar de forma inmediata el ataque porque le convenía y en su lugar pasó la tarde viéndolo por televisión, hasta que tres horas después, ante los ruegos de su círculo cercano, emitió un mensaje en el que les dijo que se fueran.

Por su parte, el presidente estadounidense, Joe Biden, ha criticado la actitud de su predecesor durante el asalto del y ha apuntado que "le faltó coraje" para frenar a los manifestantes.

"Los policías fueron héroes ese día. A Donald Trump le faltó coraje para actuar. Las valientes mujeres y hombres de azul de toda esta nación nunca deberían olvidar eso. No se puede ser pro insurrección y pro policía. No se puede ser pro insurrección y pro democracia", indicó.

En su intervención virtual ante la Conferencia de la Organización Nacional de Directivos Negros de las Fuerzas del Orden, el mandatario demócrata ha subrayado cómo Trump vio la revuelta durante tres horas "mientras estaba sentado cómodamente en el comedor privado junto al Despacho Oval".

Desde la Casa Blanca se reprochó también este lunes la pasividad de Trump aquel día. "Tenía una decisión que tomar, posicionarse junto al cumplimiento de la ley o junto a la turba, y sus acciones hablan por sí mismas", apuntó la portavoz, Karine Jean-Pierre, criticando que el entonces presidente se limitara solo a ver lo que sucedía.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS