IMÁGENES

El gran escándalo que sacude el ámbito íntimo de Netanyahu

El equipo de Netanyahu le aconsejó denunciar discretamente a la Policía y esperar acontecimientos. (Foto: CNN)
El equipo de Netanyahu le aconsejó denunciar discretamente a la Policía y esperar acontecimientos. (Foto: CNN)
Entre idas y venidas, Netanyahu lleva 15 años en su cargo, y en todos ellos a estado a su lado su mujer. Actualmente se ha visto a Sara en la mayoría de los compromisos públicos del político.
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, enfrenta crecientes llamamientos a renunciar debido al conflicto en Oriente Medio. Su tumultuosa carrera política de casi treinta años ha estado marcada por escándalos personales, entre ellos, una crisis con su esposa, Sara Netanyahu.

En 1993, Netanyahu, entonces viceministro de Asuntos Exteriores, se vio envuelto en un escándalo cuando su esposa, Sara, descubrió que la estaba engañando con una colaboradora.

Un informante amenazó con difundir un vídeo comprometedor a menos que renunciara al liderazgo del partido Likud. A pesar de la crisis, Netanyahu confesó públicamente la infidelidad, rechazó el chantaje y ganó las primarias del Likud.

Este episodio llevó a acuerdos legales entre la pareja, donde se especula que Sara tiene un control significativo sobre la vida de Netanyahu. A lo largo de los años, la línea entre sus personalidades se ha difuminado, y Sara se ha convertido en una figura influyente en la política israelí.

Sin embargo, las críticas han aumentado, argumentando que la influencia de Sara afecta las decisiones gubernamentales. Netanyahu ha tomado decisiones políticas en secreto para evitar conflictos con su esposa, como nombrar ministros que ella desaprueba sin su conocimiento.

Aunque la imagen pública de Sara ha sufrido debido a estas controversias, la pareja permanece junta, y su relación, a pesar de las críticas y diferencias, sigue siendo un elemento destacado en la política israelí.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS