ASESINATO EN MASA

Horror y espanto por las matanzas de niños y ancianos por la junta de Myanmar

Estados Unidos se declaró horrorizado por el reinado de terror de los militares en Myanmar . (Foto: CNN)
Estados Unidos se declaró horrorizado por el reinado de terror de los militares en Myanmar . (Foto: CNN)
La junta de Myanmar está cometiendo un "asesinato en masa" denunció Tom Andrews, relator especial de la ONU para los derechos humanos en Myanmar (exBirmania). "El pueblo de Myanmar necesita el apoyo del mundo", su dramático llamamiento.


Estados Unidos se declaró “horrorizado” por el “reinado de terror de los militares” en Myanmar (exBirmania).

De paraíso a infierno

Birmania Myanmar (oficialmente República de la Unión de Myanmar) se halla en el Sudeste Asiático. Limita con India y Bangladés al oeste, Tailandia y Laos al este, China al norte y noreste, y con la bahía de Bengala y el mar de Andamán al sur. Tiene una superficie de 676 578 km² y una población en 2017 de unos 54 millones de habitantes. Su capital desde el año 2005 es Naipyidó y su ciudad más poblada y anterior capital, Rangún. Esta ciudad cuenta con desbordantes mercados, numerosos parques y lagos, y la altísima pagoda Shwedagon cubierta de oro, que contiene reliquias budistas y data del siglo VI.



La condena de Antony Blinken

El secretario de Estado, Antony Blinken, declaró que la matanza perpetrada por las fuerzas de seguridad en el país asiático "demuestra que la junta está dispuesta a sacrificar las vidas del pueblo para servir a unos pocos".



Condenó a última matanza de civiles cometida por la junta de Myanmar y rechazó el "reinado de terror" impuesto por los militares con represión y matanza de niños y ancianos que han causado horror y espanto en enorme impacto internacional.

Antony Blinken condenó especialmente la muerte de al menos 91 personas en la jornada de represión más sangrienta desde que arrancaron las protestas contra el golpe de Estado de febrero.

"Envío mis más profundas condolencias a las familias de las víctimas. El valiente pueblo de Myanmar rechaza el reinado de terror de los militares", dijo Blinken mostrando la total condena de Estados Unidos.

El secretario general de la ONU, António Guterres, también condenó lo ocurrido en Myanmar, y exigió una "respuesta internacional firme, unida y decidida".

Según el recuento del medio Myanmar Now, que cifra en 91 las víctimas mortales este sábado, las muertes ocurrieron durante las manifestaciones convocadas en unas cuarenta ciudades en regiones y estados como Rangún, Mandalay, Sagaing, Bago, Magwe, Tanintharyi y Kachin.

"Este 76º Día de las Fuerzas Armadas de Myanmar quedará grabado para siempre como un día de terror y deshonra. La matanza de civiles desarmados, incluidos niños, son actos indefendibles. La Unión Europea apoya más que nunca al valiente pueblo de Myanmar y pide el fin inmediato e incondicional de todas las formas de violencia y el restablecimiento de la democracia”, la reacción de la embajada de la Unión Europa en Rangún en sus cuentas en Facebook y Twitter.

La represión tuvo lugar mientras el Ejército celebraba con un desfile en la capital el Día de las Fuerzas Armadas, que grupos de manifestantes habían llamado a convertir en "día contra la dictadura militar". La cifra total de víctimas mortales desde el golpe  del 1 de febrero, que el viernes ascendía al menos a 328, superaría ya las 400.

Estados Unidos sancionó en febrero al comandante del Ejército de Myanmar, el general Min Aung Hlaing, quien lideró el levantamiento militar que llevó a la deposición del Gobierno electo de Aung San Suu Kyi, así como a otros nueve oficiales y a varias empresas vinculadas con las Fuerzas Armadas de ese país.

"Hoy es un día para la vergüenza de las Fuerzas Armadas", dijo el Doctor Sasa, portavoz en el exilio del derrocado Gobierno de la Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, quien está arrestada en un lugar secreto. 

Mientras Estados Unidos y la Unión Europea han impuesto sanciones a la Junta militar , la agencia estatal china de noticias define el golpe como "una importante remodelación del Gobierno". Rusia se ha mostrado como el más firme aliado de los militares. El viceministro de Defensa, Alexander Fomin, asistió el sábado al desfile militar en Naypyidaw junto al general Min Aung Hlaing.

"El mundo no es consciente de que un Estado fallido en Birmania tiene el potencial de arrastrar a todas la grandes potencias, incluyendo a Estados Unidos., China, India, Rusia y Japón, en un modo que podría llevar a una seria crisis internacional, además de una catástrofe aún mayor en el país", analizó en Twitter el historiador y escritor Thant Myint-U. En la exBirmania, el Día de las Fuerzas Armadas celebra la resistencia contra la ocupación japonesa que, en 1945, lideró el padre de Aung San Suu Kyi. Pero, 76 años después, ha sido la jornada más sangrienta en la lucha de los birmanos por la democracia. Una matanza que ha causado horror y espanto.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS