EL SUPREMO

Ilegalizar el aborto en Estados Unidos, una decisión insólita

El Supremo de Estados Unidos se dispone a anular la legalización del aborto. (Foto: Envato)
El Supremo de Estados Unidos se dispone a anular la legalización del aborto. (Foto: Envato)
Politico, un medio digital con sede en Washington, publicó íntegra una decisión de la mayoría de jueces que en principio debería hacerse pública, y cobrar validez, en dos meses.
El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha decidido ilegalizar el aborto.  Así lo determina la web Político, que filtró un borrador de una sentencia del Tribunal a la que ha tenido acceso.

La opinión de la mayoría de los 9 miembros del Supremo ha sido escrita por el juez conservador Samuel Alito, que fue nominado por George W. Bush y, en su quinta página, declara que "Roe versus Wade fue atrozmente erróneamente desde el primer momento". Roe versus Wade es la sentencia del Supremo de 1973 en virtud de la cual se legalizó el aborto. 

Se trataría, así pues, de una decisión histórica, tanto por lo que significa como por la increíble filtración de las deliberaciones del Supremo, y la consiguiente pérdida de prestigio de la más alta instancia judicial estadounidense, que en Estados Unidos, además, tiene un poder sin parangón en ninguna otra democracia liberal. 

Según Politico, los cinco jueces conservadores apoyan la sentencia, mientras que los tres de izquierdas la rechazan. El presidente del Supremo, John Roberts, nombrado por George W. Bush pero que ha ido girando al centro, sobre todo en cuestiones sociales, aún no ha definido cómo votará. 

Durante 49 años ha sido legal el aborto en Estados Unidos por el proceso legal lanzado por la texana Rhonda McCorney (bajo el seudónimo Jane Roe, con el que se preservó su anonimato) contra el fiscal de su distrito, Henry Wade, en 1969. Tras cuatro años de batalla legal, el caso llegó al Supremo, que declaró que el aborto se ajusta a la Constitución y, además, estableció plazos extremadamente amplios para llevarlo a cabo.

"La Constitución no hace referencia al aborto y ningún derecho de este tipo está protegido implícitamente por ninguna disposición constitucional", asegura. Del fallo de 1973 dice que es "excepcionalmente débil, y ha tenido consecuencias perjudiciales. Es hora de hacer caso a la Constitución y devolver el tema del aborto a los representantes del pueblo… Eso es lo que exigen la Constitución y el estado de derecho".

Según cifras del propio gobierno federal estadounidense, recopiladas anualmente por el Centro de Control de Enfermedades, desde que en 1973 el Supremo legalizara el aborto en los términos actuales, se han practicado en EE.UU. al menos 62 millones de abortos. Según los sondeos del centro demoscópico Gallup, un 48% de estadounidenses cree que el aborto debería ser legal solo bajo algunas circunstancias (riesgo para la vida de la madre, violación); un 32% cree que debería ser legal en todos los casos, y un 19% lo ilegalizaría totalmente.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS