EE. UU., Japón e India elevan la presión sobre la OPEP

Entrada de la sede de la OPEP en Viena. (Foto: Wikimedia)
Entrada de la sede de la OPEP en Viena. (Foto: Wikimedia)
EE. UU., Japón e India presionan a la OPEP para que bombee más petróleo y se frene la escalada en los precios del crudo.

Durante la Cumbre Climática en Glasgow, el presidente estadounidense Joe Biden aprovechó para lanzar una nueva ofensiva a la OPEP: “La idea de que Arabia Saudí, Rusia y otros grandes productores no vayan a bombear más para que la gente pueda ir y venir del trabajo no es correcta”.

Esto en alusión a la negativa de la OPEP a aumentar más la producción de lo que ya se había acordado en julio de este año.

Por qué el precio del crudo está en alza

EE. UU., Japón e India redoblaron en el último mes la presión a la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) debido, entre otras cosas, a cuatro factores, los últimos dos nuevos.

En primer lugar, el precio del petróleo subió gracias al rebote económico que ha sufrido el mundo entero por la pandemia; luego, la cercanía con el invierno, que genera un aumento en las fuentes de energía.

Después, los inéditos precios del gas natural, que en lo que va de año se han cuadruplicado, y por último la reactivación de los vuelos comerciales por la disminución de casos de covid-19 en algunos países, que ha permitido a su vez la reactivación económica.

Países que presionan

Hasta ahora, los países importadores de petróleo como EE. UU., Japón e India son los que están a la cabeza de las presiones a la OPEP, que han manifestado de manera similar sus quejas ante la negativa del cartel de aumentar la producción.

Sin embargo, el principal importador, China, se mantiene en silencio, al igual que la Unión Europea.

Estados Unidos, por su parte, tiene la posibilidad de liberar parte de sus reservas de emergencia, que en agosto mostraban su nivel más alto, pero hasta los momentos no lo ha hecho.

Es más, según datos de la Administración de Información de Energía, la producción estadounidense de crudo se incrementó en 200.000 barriles/día, los números más altos desde que el huracán Ida azotara el Golfo de México en agosto.

La insistencia de EE. UU. se debe sobre todo al sobrecoste que afrontan los conductores al ir a repostar, que ronda el 40 % con respecto al precio de la gasolina de comienzos de año.

Dicho sobrecoste se refleja a todo nivel en la producción nacional, lo que contribuye a una escalada de la inflación.

La OPEP se mantiene firme

Por su parte, los 23 países miembros de la OPEP y Rusia (lo que se denomina OPEP+) se reunieron para evaluar y discutir los planes de producción para los próximos meses.

Irak y Kuwait son dos de los países que están de acuerdo en aumentar a más de 400.000 barriles/día la producción, pero Arabia Saudí, líder de facto de la Organización, dice que el mercado petrolero está bien abastecido y que no hace falta incrementar la producción de crudo.

En julio de este año se había acordado el aumento de 400.000 barriles/día, cifra que se mantiene.

La OPEP+ dijo en un comunicado que su compromiso es fuerte para “asegurar un mercado petrolífero estable y equilibrado, el suministro eficiente y seguro a los consumidores y brindar claridad al mercado en momentos en que otras partes del mercado energético (…) están experimentando una volatilidad e inestabilidad extremas”.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS