EL CHANTAJE BRITÁNICO

Jean-Yves Le Drian exige a Boris Johnson evitar una guerra de vacunas

Jean-Yves Le Drian, responde a Boris Johnson. (Foto: @JY_LeDrian)
Jean-Yves Le Drian, responde a Boris Johnson. (Foto: @JY_LeDrian)
Francia acusó formalmente al Reino Unido de "chantaje" y pidió evitar una "guerra de las vacunas". El ministro francés de Asuntos Exteriores y de Europa, Jean-Yves Le Drian, responde a Boris Johnson.
Francia exige a Reino Unido evitar la guerra de vacunas. El ministro de Asuntos Exteriores y de Europa, Jean-Yves Le Drian, acusó al Reino Unido de "chantaje". Respondió así a la polémica en torno a la entrega de las vacunas de AstraZeneca.



"No se puede jugar con el chantaje así sólo porque se apresuraron a vacunar al mayor número posible de personas con la primera dosis y ahora se encuentran un poco en desventaja porque no tienen la segunda", dijo Jean-Yves Le Drian a la emisora France Info.



"El Reino Unido se jactó de haber vacunado bastante con la primera dosis, salvo que tienen un problema con la segunda. Se está vacunado cuando se reciben las dos dosis. Hoy, hay el mismo número de personas vacunadas con las dos dosis en Francia y Reino Unido", explicó. Según datos oficiales, el 5,3% de la población adulta británica y el 5% de la francesa han recibido las dos dosis.

Le Drian llamó a "alcanzar con Reino Unido una relación de cooperación para que AstraZeneca cumpla con los acuerdos que firmó con la Unión Europa y que cada uno esté satisfecho".  "Espero que encontremos un acuerdo. Sería inverosímil tener una guerra de vacunas entre el Reino Unido y Europa", subrayó.

La semana pasada, Francia reinició la vacunación de sus ciudadanos mayores de 55 años con la fórmula de la Universidad de Oxford y AstraZeneca. Lo hizo después de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) garantizara su seguridad y eficacia.

El miércoles, las autoridades italianas descubrieron 29 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca escondidas en la planta Catalent en Anagni y listas para ser enviadas al Reino Unido.

Después de una investigación realizada por la Comisión Europea, esta cantidad de vacunas podría marcar la diferencia a ambos lados del Canal. Para la Unión Europea (UE) se trata de un suministro equivalente al doble de las dosis recibidas hasta ahora por la empresa anglo-sueca (16,6 millones). Para los británicos,estas vacunas son imprescindibles para garantizar la segunda dosis a casi quince millones de ciudadanos. De lo contrario, la continuidad del plan de inmunización podría resentirse.

El hallazgo de este stock de la inyección anglo-sueca se logró a partir del trabajo del comisario Thierry Breton, quien visitó la planta de Leiden, en los Países Bajos, gestionada por Halix. Esta es una de las dos plantas que utiliza la empresa farmacéutica para producir el medicamento en territorio comunitario, junto a la otra ubicada en Seneffe, Bélgica.

Esta planta todavía no ha obtenido la autorización de la Agencia Europea de Medicamentos. La Comisión Europea sospecha que la falta de datos para que se le de visto bueno, es parte una maniobra para dirigir la producción al Reino Unido. Sin la luz verde de la EMA, las dosis no se pueden entregar a los países de la Unión Europea. Pero sí al Reino Unido, que de hecho en los últimos meses del año pasado habría importado las vacunas producidas en la fábrica holandesa.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS