MÁXIMA TENSIÓN

¿Qué está pasando entre Israel y Palestina? El video de TikTok

El video de TikTok que originaría el nuevo conflicto entre Israel y Palestina. (Foto: YouTube BBC)
El video de TikTok que originaría el nuevo conflicto entre Israel y Palestina. (Foto: YouTube BBC)
El estallido del conflicto se originó por un video en TikTok donde dos jóvenes palestinos de 17 años agredían físicamente a un judío ultraortodoxo en un tren de Jerusalén.
Fuerte tensión entre Israel y Palestina. Más concretamente con el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás). Más de 100 cohetes fueron lanzados desde la franja de Gaza hasta ciudades y localizaciones de Israel, principalmente a la ciudad de Tel Aviv y el aeropuerto Ben Gurion.  

Todo ello propició que el Ejército de Israel paralizara la gran mayoría de ellos, aunque por precaución muchas familias se han desplazado hasta refugios antiaéreos. Se han reportado cinco muertos. Por otro lado, el Ejército de Israel también ha atacado a Gaza, donde se han reportado ya 35 muertos. 

Pero, ¿a qué se debe este enfrentamiento? Hay que remontarse al Día de Jerusalén que conmemora la toma de la parte oriental de la ciudad de Jerusalén por parte de los judíos en la Guerra de los Seis Días de 1967. Es un motivo de celebración y por ello se celebra la Marcha de la Bandera. Cientos de jóvenes israelíes portan banderas del país y realizan un recorrido que parte desde la Puerta de Damasco y recorren el Barrio Musulmán camino del Muro de las Lamentaciones y cantan canciones patriotas. 

Muchos palestinos consideran este acto como una provocación, por lo que da a lugar a una escalada de tensiones. A pesar de todo, la polícia de Israel había prohibido este año realizar la Marcha de la Bandera, debido a que miles de palestinos estaban preparados para atacar con piedras y cócteles molotov durante la jornada, según la propia policía.

Pese a ello, los enfrentamientos no cesaron. Se produjeron cerca de la mezquita de Al Aqsa, en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Allí, los palestinos arrojaron piedras a los antidisturbios, mientras que las fuerzas del orden respondieron con balas de goma y gases lacrimógenos. 

El problema es que Jerusalén Oriental es el epicentro del conflicto entre Palestina e Israel. Ambos países reclaman su territorio, ya que los judíos aseguran que esta parte pertenece a su capital, aunque tiene un reconocimiento internacional limitado; los palestinos reclaman la parte de esta ciudad como la futura capital de un futuro estado independiente. 

El video de TikTok

Hace unas semanas, la policía israelí detuvo a dos jóvenes palestinos de 17 años por agredir físicamente a un judío ultraortodoxo en un tren de Jerusalén. Los atacantes publicaron el video del ataque en la plataforma TikTok y las imágenes se viralizaron.

A casi un mes del incidente, nadie esperaba que una publicación en una red social fuera capaz de desencadenar una nueva escalada de tensiones entre Israel y Palestina como hace años no se veía.

El adolescente que compartió el video en TikTok fue detenido el pasado 20 de abril en el paso fronterizo de Qalandiyah, en el norte de Jerusalén. Unas horas más tarde fue arrestado el segundo sospechoso.

El incidente rápidamente provocó un profundo rechazo e indignación. El ministro del Interior de Israel, Arye Dery, lo calificó como “chocante” y “antisemita”, mientras que su par de la cartera de Transporte, Miri Regev, dijo que se sintió muy impactada por el video.

Por su parte, el presidente del país, Reuven Rivlin, señaló en su cuenta de Twitter que “las perturbadoras imágenes de judíos siendo maltratados así, sin razón alguna, a plena luz del día, no deben ser normalizadas”, al tiempo que instó a las figuras públicas y a los líderes políticos árabes que condenaran la violencia.

El padre de uno de los adolescentes israelíes declaró a la emisora pública israelí Kan que su hijo de 14 años volvió a casa “disgustado, humillado y asustado” tras el incidente. “Le dije a mi hijo que a partir de ahora no tomará el tren y nos aseguraremos de que alguien lo lleve. Hoy es una bofetada, mañana puede ser algo peor”, expresó.

A través de una columna en The New York Times, el Thomas L. Friedman analizó el poder que actualmente tienen las redes sociales y cómo influyeron en el desencadenamiento de esta nueva escalada de violencia entre Israel y Palestina. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS