Sudán: otro golpe de Estado en el mundo árabe

Abdalla Hamdok primer ministro depuesto tras golpe de Estado en Sudán. (Foto: Wikimedia)
Abdalla Hamdok primer ministro depuesto tras golpe de Estado en Sudán. (Foto: Wikimedia)
Abdallah Hamdok, primer ministro de Sudán ha sido detenido y se desconoce su paradero.

Las aguas están revueltas en Sudán, donde se ha anunciado que ha habido un golpe de Estado y se han disuelto los órganos de transición del país. El primer ministro ha sido detenido, así como algunos de los principales órganos protagonistas de esta transición.

Esta situación ha provocado que muchos de los grupos revolucionarios de la región hayan realizado llamadas a la desobediencia y hayan organizado huelga general. Esta situación de disturbios se ha saldado con tres manifestantes muertos y más de 80 heridos.

Un duro golpe a un Estado de derecho

Sudán, otro golpe de Estado en el mundo árabe que podría poner en riesgo los planes de la ciudadanía de acabar de desmantelar al régimen del exdictador Omar Al Bashir. Se trataría de una deposición realizada en 2019 tras un periodo de huelgas y manifestaciones por todo el país.

A nivel internacional desde esta posición se pretendía poder consolidar una vuelta a la comunidad internacional y salir del ostracismo. Otros países como Estados Unidos, la Unión Africada o la propia Naciones Unidas han recomendado a Sudán a volver a la etapa de transición.

Declaración del estado de emergencia en el país

Esta situación ha provocado que el comandante del ejército sudanés Abdel Fattah Al Burhan haya manifestado que realizará la liquidación del gobierno y del consejo soberano.

Precisamente serían las manifestaciones que han tenido lugar en el país lo que habría provocado que el comandante tomara esta decisión. Otra consecuencia de esta situación ha sido la declaración del estado de emergencia en todo el país, así como se habrían eliminado algunos artículos del documento de Constitución que se estaba usando durante el periodo de transición.

Todo parece indicar que los artículos eliminados serían los que hacen referencia a las competencias y funciones de los órganos que han sido constituidos y sobre el papel de la participación de la población civil.

Se conduciría hacia nombrar un gobierno tecnocrático para poder dirigir Sudán hasta las próximas elecciones que podrían tener lugar en el año 2023. Esta situación que vive ahora Sudán con el golpe de Estado sería bastante parecida a la que ya vivieron justa tras derrocar al exdictador Omar Al Bashir.

Sin embargo, ahora habría una diferencia fundamental con respecto a ese periodo. En esta ocasión este movimiento militar que se ha desarrollado podría poner en peligro todos los avances democráticos que el país podría haber conseguido en los últimos años y especialmente con los avances logrados tras la derrocación del exdictador.

La población civil y sus líderes están en desacuerdo con las medidas adoptadas por este gobierno de transición en aspectos como la investigación de crímenes realizados por las fuerzas de seguridad que se llevaron a cabo con posterioridad a derrocar a Omar.

Esto ha llevado a impulsar todas las manifestaciones en diversas ciudades del país. De igual forma se han afrontado estas manifestaciones de forma violenta por parte del ejército.

Sin duda, una situación bastante compleja la que se está produciendo en el país y que se extenderá por un tiempo largo aún.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS