La tasa de desempleo juvenil en Latinoamérica sube al 23,8 % en el primer trimestre de 2021

El desempleo sube un 23,8  en LATAM en los primeros seis meses de 2021. (Foto: Freepik)
El desempleo sube un 23,8 en LATAM en los primeros seis meses de 2021. (Foto: Freepik)
El empleo juvenil en Latinoamérica no pasa por su mejor momento, llegando a niveles de desempleo de más de un 20 %.
Uno de los indicadores más habituales de la situación económica de un país es el nivel de empleo. Generalmente, ante situaciones de crisis económica estos niveles suelen bajar y hay ciertos grupos de población que pueden verse más afectados. Este es el caso de la población juvenil.

De hecho, en Latinoamérica los datos arrojados por el primer trimestre del año muestran un incremento de los niveles de desempleo en este grupo de población. La tasa de desempleo juvenil en Latinoamérica sube al 23,8 % en el primer trimestre de 2021.

Esta cifra viene a demostrar que de media unos 2 o 3 millones de jóvenes han quedado excluidos del mercado laboral.

Los efectos de la pandemia en el empleo

La tasa de desempleo juvenil en Latinoamérica sube al 23,8 % en el primer trimestre de 2021. Tras el desarrollo de la pandemia se ha podido comprobar que los niveles de desempleo en el colectivo de jóvenes en esta zona han aumentado de forma importante.

La situación de confinamiento vivida por los jóvenes ha dado lugar a que sus oportunidades laborales se hayan visto comprometidas, ya que se trata de un colectivo vulnerable ante cambios bruscos en la situación económica.

Se plantea la necesidad de que los diferentes gobiernos e instituciones adopten medidas para favorecer la búsqueda de empleo en estos usuarios. Es necesario que se haga frente a las consecuencias de tipo social y económico que los jóvenes están sufriendo como fruto de la pandemia.

Son muchos los aspectos que han influido en la situación vivida por estos usuarios. Por una parte, la paralización de toda la actividad formativa ha hecho que se reduzca el nivel de formación en muchos casos y que muchos jóvenes hayan tenido que retrasar su reincorporación a las clases.

A esta realidad se puede unir el hecho de que muchos de ellos han visto como sus puestos de empleo se perdían y con ello una bajada en el nivel de ingresos. Otros ni siquiera han podido tener la oportunidad de acceder a un primer puesto de trabajo.

Sin duda, la nueva realidad que ha traído la crisis sanitaria también ha dado lugar a cambios en la forma de afrontar el acceso al mercado laboral. Los perfiles de usuarios solicitados y la forma de enfocar el trabajo ha sufrido cambios importantes.

No es de extrañar el dato de que la tasa de desempleo juvenil en Latinoamérica sube al 23,8 % en el primer trimestre de 2021. No es más que un reflejo de cómo ha cambiado la forma de afrontar el acceso al mercado de trabajo en la población joven de Latinoamérica.

Aún queda mucho por avanzar y los usuarios jóvenes tendrán que superar aún muchas barreras para lograr un hueco en el mercado laboral que les permite llegar a los niveles de empleo previos a la pandemia. Todo apunta a que será un camino lento pero progresivo.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS