Turquía levanta el veto a Finlandia y Suecia para entrar en la OTAN

Finlandia y Suecia entran en la OTAN tras negociación con Turquía. (Foto: Wikimedia)
Finlandia y Suecia entran en la OTAN tras negociación con Turquía. (Foto: Wikimedia)
El conflicto se resolvió en Madrid, durante una reunión entre el presidente de Turquía, la primera ministra de Suecia y el presidente de Finlandia.
El 5 de julio, en Bruselas, los miembros de la OTAN firmaron el protocolo de adhesión de Finlandia y Suecia, con lo que en poco tiempo ambos países se convertirán en los miembros treinta y uno y treinta y dos de esta organización.

La negativa de Turquía a aceptar el ingreso de estas naciones a la Organización del Tratado del Atlántico Norte cedió en parte durante la Cumbre de la OTAN durante la última semana de junio, cuando el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, se reunió con la primera ministra de Suecia, Magdalena Andersson, y el presidente de Finlandia, Sauli Niinistö.

“Hoy en Madrid”, declaró Niinistö, “hemos mantenido una reunión exhaustiva con el presidente Erdogan facilitada por el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. Como resultado de esa reunión, nuestros ministros de Relaciones Exteriores han firmado un memorando trilateral que confirma que Turquía en la Cumbre de Madrid de esta semana apoyará la invitación de Finlandia y Suecia para convertirse en miembros de la OTAN”.

La negativa de Turquía

La invasión de Rusia a Ucrania en febrero de este año acabó con la histórica y tradicional postura neutral de estas dos naciones escandinavas, donde por vez primera hubo apoyo político y popular para solicitar la incorporación a la OTAN.

De inmediato, Turquía anunció que vetaría el ingreso de estas dos naciones a la organización, argumentando que ambas prestaban refugio y apoyo a los separatistas kurdos, considerados como terroristas por el gobierno turco.

Esta situación, que amenazaba con posponer el ingreso de Finlandia y Suecia durante varios meses más, se resolvió en gran medida durante la Cumbre de Madrid, al firmarse un acuerdo entre estas naciones y Turquía.

De acuerdo con Ankara, en esta especie de memorándum de entendimiento, Suecia y Finlandia se comprometen a levantar el embargo de armas a Turquía, a modificar su legislación para combatir el terrorismo, y a extraditar a “73 terroristas” kurdos que se encuentran en Suecia.

Un acuerdo que genera preocupación

El gobierno sueco ha aclarado que los procesos de extradición son temas que corresponden a la justicia sueca, y que cualquier paso que se dé en consideración a las exigencias de Turquía se hará respetando las leyes suecas y la convención europea en materia de extradición.

El gobierno turco también ha dejado claro que todavía podría utilizar el derecho de veto para impedir el ingreso de estas dos naciones a la OTAN, si estas no cumplen con lo acordado durante la Cumbre de Madrid.

A pesar de ser miembro de la OTAN, Turquía no es exactamente un gobierno que pueda considerarse como democrático (si consideramos la cantidad de periodistas, activistas de derechos humanos y políticos que se encuentran actualmente en prisión).

Este acuerdo podría favorecer la persecución de refugiados turcos en dos países con gobiernos plenamente democráticos.

Pero por ahora, este acuerdo permite a Suecia y Finlandia sentirse protegidas de una posible agresión rusa.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS